Una gota de sangre para identificar un ‘falso infarto’

Es posible que dentro de poco las personas que experimentan una miocarditis no tengan que someterse a técnicas complicadas y con un importante riesgo. Bastará con una gota de sangre. Y esto será posible gracias al trabajo del equipo de la investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) Pilar Martín.

Su grupo, tal y como se publica hoy en « The New England Journal of Medicine», ha identificado el primer biomarcador en sangre para la miocarditis, una patología del corazón cuyos síntomas y signos son muy similares a los de un infarto de miocardio. La clave está en la presencia de un biomarcador, un nuevo microARN (miR-721 homólogo humano) en la sangre exclusivamente de pacientes con miocarditis aguda.

Pilar Martin – CNIC

«Nuestro hallazgo puede convertirse en una nueva herramienta útil en la práctica clínica que permita un diagnóstico preciso y no invasivo de la miocarditis con tan solo una gota de sangre», subraya Martín, cuyo proyecto está financiado con la Beca Leonardo para Investigadores de la Fundación BBVA. El CNIC es el único propietario de una patente relacionada con el biomarcador y su uso para el diagnóstico de miocarditis.

Para Valentín Fuster, Director General del CNIC, «este trabajo es un paradigma de cómo la investigación básica que se lleva a cabo en el CNIC contribuye al bienestar de la sociedad al trasladar a la clínica la investigación que llevamos a cabo en los laboratorios del centro».