Un sistema inmune débil abre la puerta a que el SARS-CoV-2 gane tiempo para mutar

La aparición de la nueva variante del SARS-CoV-2 ha puesto en alarma a los científicos de todo el mundo ante la posibilidad de que sea más contagiosa o incluso, más mortal. Su origen trae de cabeza a los investigadores, y un artículo publicado en «Science» plantea una hipótesis: las personas con su sistema inmune más débil infectadas por el SARS-CoV-2 pueden tener durante más tiempo el virus en su organismo lo que le permitiría desarrollar mutaciones de resistencias.

«Se trata de un hipótesis que puede ocurrir», comenta a ABC Salud Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI)En teoría, explica, «si la respuesta inmunitaria es más débil en la persona inmunosuprimida, la presión para mutar debería ser menor. Pero con el SARS-CoV-2 no podemos decir nada con certeza».

En el caso del SARS-CoV-2, explica el Dr. López Hoyos, jefe de servicio de inmunología en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, «sabemos que sufre dos mutaciones cada mes y, por eso, los científicos hablan de variantes, que son poblaciones de virus que arrastran ciertas mutaciones».

 

https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-nueva-cepa-mas-mortal-aparicion-covid-19-coronavirus-202012301556_noticia.html