Un cambio en la alimentación materna protegería el metabolismo cardíaco de los recién nacidos

La alteración del metabolismo cardíaco durante los primeros días después del nacimiento produce daños irreversibles en el corazón, además de una alteración de todo el metabolismo que puede conducir a diabetes y a la reducción de la capacidad termorreguladora de los animales.

Ahora, un nuevo estudio en modelo experimental que publica PLoS Biology, abre nuevas posibilidades de revertir esta situación, según las investigaciones llevadas a cabo por un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), que muestra “que estos efectos podrían llegar a ser tratados mediante un cambio en la alimentación”, según Guadalupe Sabiodirectora del grupo que ha alcanzado este descubrimiento. En el estudio, de hecho, se sugieren medidas preventivas como la suplementación nutricional de ácidos grasos en las madres durante la gestación o la lactancia si la patología se debiera a la alteración de los proteínas: la p38γ y p38d.

En este estudio se ha visto que, si la causa es que el corazón no obtiene la suficiente energía, los daños se puede corregir mediante un cambio en la alimentación. Para demostrarlo, se administró a las madres una dieta rica en grasas y el resultado fue que los recién nacidos no presentaban ni daño cardíaco ni tampoco los síntomas de diabetes que se observan cuando estas dos proteínas descubiertas no se activan en el momento adecuado del desarrollo.

 

https://www.diariomedico.com/medicina/cardiologia/un-cambio-en-la-alimentacion-materna-protegeria-el-metabolismo-cardiaco-de-los-recien-nacidos.html