Identifican un marcador pronóstico en cáncer de recto basado en el microbioma intestinal

Un estudio publicado en noviembre de 2017 por la revista Science en el que participó muy activamente el Valle de Hebrón Instituto de Oncología (VHIO), liderado desde el Dana-Farber Cancer Institute, demostró la persistencia del Fusobacterium en las metástasis hepáticas de pacientes con tumores colorrectales y la respuesta tras tratamiento con antibióticos. Y ahora, un nuevo trabajo dirigido por Paolo Nuciforo se ha centrado en estudiar el papel de esta misma bacteria en cáncer rectal localmente avanzado, en un estudio que se acaba de publicar (20 de junio) en Annals of Oncology.

“Nuestras investigaciones anteriores nos permitieron saber que fusobacterium era una bacteria intestinal patógena importante e integrante de la microbiota asociada con el cáncer colorrectal. Sin embargo, no teníamos datos sobre su papel en el cáncer rectal avanzado y ahora hemos investigado su asociación con la respuesta al tratamiento y la supervivencia”, explica Nuciforo, investigador principal del Grupo de Oncología Molecular del VHIO, quien señala que se trata del primer estudio que identifica un marcador pronóstico en cáncer de recto basado en el microbioma intestinal. El resultado de la investigación ha permitido comprobar cómo la persistencia de fusobacterium nucleatum tras un tratamiento con quimio-radioterapia neoadyuvante (nCRT) se asociaba con altas tasas de recaídas en cáncer rectal localmente avanzado.

Según informa el VHIO, hasta la fecha, la nCRT seguida de la cirugía es el tratamiento estándar para los pacientes de cáncer rectal localmente avanzado. Los pacientes que reciben nCRT y consiguen una respuesta patológica completa –ausencia de tumor residual en las muestras de la cirugía– tienen un buen pronóstico con reducción de las recaídas locales y mejor supervivencia. En cambio, en aquellos en que la respuesta es parcial o no hay respuesta, actualmente no se sabe qué recomendaciones de manejo de los pacientes pueden dar mejores resultados a largo plazo. “No existe ningún marcador que nos ayude a predecir qué pacientes van a recaer y cuáles no, por lo que no es posible adecuar y reforzar el tratamiento en los que tienen más riesgo, o no dar nada a aquellos que no van a recaer”, apunta Nuciforo.

 

https://www.diariomedico.com/investigacion/identifican-un-marcador-pronostico-en-cancer-de-recto-basado-en-el-microbioma-intestinal.html