Las biopsias líquidas de las lágrimas ayudan a tratar el ojo seco

Aunque parezca algo de la ciencia ficción, realizar una biopsia líquida de una lágrima -un análisis que busca alteraciones genéticas- puede ayudar a mejorar el ojo seco, una enfermedad que afecta al 11% de la población española, está relacionada con el abuso de las pantallas, y en el 90% de los casos va asociada a la alteración de las glándulas de Meibomio.

Así se ha puesto de manifiesto en el Congreso Mundial de Biopsia Líquida, que se ha celebrado en Madrid del 19 al 21 de noviembre y donde se ha presentado el primer estudio molecular destinado a analizar la utilidad de esta herramienta, que está dando muy buenos resultados contra el cáncer y es sencilla de realizar, en algo muy distinto, en el ojo seco.

En la investigación, llevada a cabo por el laboratorio Pangaea Oncology y el departamento de Oftalmología del Hospital Dexeus de Barcelona, han participado 27 pacientes con ojo seco y disfunción de las glándulas de Meibomio y 22 pacientes sanos.

A todos ellos, se les tomó una muestra de la lágrima, para realizar una biopsia líquida. A través de esta herramienta, se han analizado 579 genes, de los cuales se ha visto que 45 están sobreexpresados en los pacientes con ojo seco, en comparación con los sujetos sanos. Además, mediante técnicas de inteligencia artificial se ha podido determinar los genes que con mayor frecuencia e importancia se relacionaban con la enfermedad, lo que se conoce como “firma genética”. Se aislaron 5 genes, con una sensibilidad de hasta el 80%, lo que se considera muy elevada.

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20231123/biopsia-liquida-lagrima-ojo-seco-94999791