La ‘inmunidad escudo’: pros y contras

Las personas que se han recuperado de Covid-19 podrían tener un papel fundamental en el control de la infección. Según un estudio que se publica en «Nature Medicine», su reincorporación a la población general podría servir para reducir la tasa de transmisión del coronavirus causante del SARS-CoV-2. Previamente, afirma el documento, estas personas deberían ser identificadas mediante pruebas de , y serían clave para desarrollar la «inmunidad de escudo» dentro de la comunidad. [La inmunidad escudo es la que generan las personas que se han curado de la infección y han desarrollado ‘superanticuerpos].

El equipo de Joshua Weitz, del Instituto de Tecnología de Atlanta (EE.UU.) ha desarrollado y analizado un modelo epidemiológico para reducir la transmisión del SARS-CoV-2. Su enfoque se basa en el uso de pruebas serológicas o de anticuerpos para identificar a las personas que se han recuperado de COVID-19.

Pero avisa de los problemas éticos: en primer lugar, el derecho a la privacidad. Para que la estrategia funcione, las personas con anticuerpos positivos recuperados deben recibir algún tipo de certificado o, como algunos han sugerido, un pasaporte coronavirus. «Esto significa informar a otros, incluidos los empleadores, sobre el estado de una persona como inmune o no».

https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-inmunidad-escudo-pros-y-contras-202005071820_noticia.html