La enfermedad de Crohn dispara su incidencia

La predisposición genética y factores ambientales (aún sin concretar científicamente) determinan la manifestación de la enfermedad de Crohn.

Según el último estudio hecho en España, en 2012 afectaba a 137,2 personas de cada 100.000 ciudadanos, y entre el 2000 y el 2012 esta patología inflamatoria intestinal crónica duplicó los nuevos casos (de 5,7 a 10,8 personas cada mil).

Se observan dos picos de incidencias muy claros: “En adolescentes y jóvenes de entre 20 y 30 años, que es el más importante, ya que en la mayoría de pacientes la aparición de esta enfermedad crónica afecta de manera significativa las expectativas vitales de trabajo, estudios y familia“, precisa la doctora Elena Ricart. El otro pico de incidencia más común es el que afecta a a personas de entre 60 y 70 años.

Un dato preocupante que destaca la especialista del Hospital Clínic de Barcelona es que en España se contabilizan tres años de demora entre la manifestación de los síntomas (dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso y fiebre) de esta enfermedad y su diagnóstico.

El tratamiento es a base de inmunosupresores y el 80% de los casos requieren intervención quirúrgica para solucionar zonas intestinales afectadas, y en última instancia, el trasplante de células madre del propio paciente consigue resetear el sistema inmunológico para que proteja como tendría que haberlo hecho siempre.

“El principal objetivo es que el paciente pueda recuperar una vida normal, que la enfermedad no limite sus sueños, y en ningún caso acostumbrarse a convivir con los síntomas”, explica Ricart. Todo su equipo de la Unidad de Enfermedades Inflamatorias Intestinales del Hospital Clínic, trabaja en común con el laboratorio de l´Institut d´Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer.

Para poder prevenir o erradicar la enfermedad, hay evidencia de la gran influencia de los factores ambientales sobre la enfermedad y de su efecto en la multiplicación de casos en la actualidad.

FUENTE: +Salud. El Periódico. 7-3-2017