Estudio científico demuestra que los videojuegos reducen el estrés físico en los niños con cáncer

Los videojuegos son mucho más que simples juguetes electrónicos. Ayudan a combatir el deterioro cognitivo, afianzan lecciones escolares y forman parte de los tratamientos de rehabilitación física. Y aún hay más. La Fundación Juegaterapia proporciona juegos y videoconsolas a los niños en tratamiento por cáncer desde los últimos once años para evadirles de sus dolorosas sesiones de quimioterapia. Pero, ¿y si esa mejora en su estado de ánimo reflejase también una respuesta positiva en su cuerpo?

La Fundación Juegaterapia buscó dar respuesta a esta pregunta mediante un estudio científico llevado a cabo por investigadores del Hospital La Paz de Madrid. Con el fin de comprobar si sus pacientes pediátricos oncológicos con mucositis post-quimioterapia, una de las consecuencias más dolorosas de todo el tratamiento, sufrían menos dolor al jugar videojuegos. Los resultados fueron sorprendentes. El trabajo constató una reducción del dolor de un 14%, una disminución del 20% en la administración de morfina y una mejora del tono parasimpático, responsable en gran medida de la recuperación del organismo.

En el estudio, publicado en la revista Journal of Medical Internet Research, participaron 20 niños de entre 4 y 17 años desde enero de 2016 hasta diciembre de 2017. Se les ofreció la posibilidad de potenciar su tratamiento estándar, la administración de morfina, con el uso de los videojuegos en sesiones de juego de unas tres horas. Y así “nerfear” el dolor causado por la mucositis post-quimioterapia.

https://www.consalud.es/pacientes/videojuego-sube-nivel-cuerpo-frente-cancer-infantil_98757_102.html