Ensayos clínicos que acercan los fármacos del futuro al paciente oncológico de hoy

Para muchos pacientes, los ensayos clínicos son un salvavidas, la forma en la que se pueden beneficiar de tratamientos o fármacos futuros que tardarán años en estar disponibles en los hospitales. Además, España es un referente en este campo, tanto a nivel europeo como global. En 2020, de los 1.019 estudios autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), el 34% corresponden a medicamentos para tratar diferentes tipos de cáncer, seguidos de los ensayos para Covid-19.

«En cuanto a ensayos clínicos en hematoncología, España es el segundo país en el mundo, por detrás de EEUU, por la capacidad de atraer estudios y la participación en ellos», explica Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Clínic de Barcelona y presidente del Grupo Solti.

Siendo el objetivo esencial demostrar cuál va a ser el mejor tratamiento para el día de mañana, el beneficiado fundamental será el paciente futuro, pero supone una oportunidad adicional para el paciente actual. «En los principales hospitales es parte de nuestro día a día. No distinguimos si un paciente está siendo tratado con un tratamiento asistencial o un ensayo clínico, son áreas totalmente mezcladas», subraya Prat.

Señala también que siempre que tienen la posibilidad, tratan de establecer un estudio, porque gracias a la investigación clínica, en el campo de la oncología, se han podido realizar multitud de avances. Además, cada vez que se incorpora un nuevo tratamiento, no quiere decir que sea un sustituto de la estrategia existente, sino que se añade al abanico de opciones con las que tratar a un paciente, «como una bala más en la recámara», añade Paz-Ares.

Otra línea de investigación, es la inmunoterapia, el desarrollo de nuevos fármacos que permitan a nuestras propias defensas atacar al tumor. «Probablemente en el futuro combinemos estas líneas de actuación, conocer el mecanismo molecular del tumor y a la vez desarrollar mejor nuevos fármacos», detalla el presidente del TTCC.

Según los informes anuales ofrecidos por las agencias reguladoras europea (EMA) y estadounidense (FDA), aproximadamente un tercio de las aprobaciones de nuevos fármacos en el año 2020 lo fueron de tratamientos contra algún tipo de tumor. Además, y a pesar de la pandemia, el número de ensayos clínicos en oncología iniciados el año pasado fue un 60% superior a los que se iniciaron hace seis años, según ha informado Farmaindustria.

Hoy, la industria farmacéutica tiene en desarrollo más de 1.360 tratamientos contra el cáncer. De ellos, 145 son para varios tipos de leucemia; 141 para cáncer de pulmón, uno de los tumores con las tasas de mortalidad más altas; 129 para linfoma, incluido el linfoma no Hodgkin, que representa casi el 5% de todos los nuevos diagnósticos; 108 para el cáncer de mama, el tumor más frecuente en las mujeres; 85 para cáncer de próstata; 72 para mieloma múltiple, o los 67 destinados a tumores cerebrales, incluidos los gliomas, que representan aproximadamente el 33% de los de su clase.

https://www.diariomedico.com/medicina/oncologia/ensayos-clinicos-que-acercan-los-farmacos-del-futuro-al-paciente-oncologico-de-hoy.html