Consiguen, por primera vez, poner a un ser humano en animación suspendida

Por primera vez en la historia de la Medicina, un equipo de médicos ha conseguido poner a un ser humano en animación suspendida. El hito, logrado por investigadores de la Universidad de Maryland, forma parte de un ensayo clínico en Estados Unidos, con el objetivo de reparar lesiones traumáticas que de otra manera causarían la muerte de los pacientes.

La EPR («técnica de preservación y resurrección de emergencia», EPR por sus siglas en inglés) implica enfriar muy rápidamente a una persona hasta entre 10 y 15 grados centígrados, reemplazando toda su sangre por una solución salina helada. De ese modo, se explica en New Scientist, «la actividad cerebral del paciente se detiene casi por completo». Inmediatamente después, el paciente es desconectado del sistema de enfriamiento y su cuerpo, técnicamente muerto, es trasladado al quirófano.

Anteriores estudios con animales ya habían mostrado que cerdos con traumas agudos podían enfriarse durante 3 horas, operarse y después resucitarse. “Sentimos que era hora de llevar la técnica a nuestros pacientes -dice Tisherman- Ahora lo estamos haciendo y estamos aprendiendo mucho a medida que avanzamos con la prueba. Una vez que podamos demostrar que funciona aquí, podemos ampliar la utilidad de esta técnica para ayudar a más pacientes a sobrevivir. Quiero dejar claro que no estamos tratando de enviar personas a Saturno, sino tratando de ganar más tiempo para salvar vidas“.

https://www.abc.es/salud/abci-equipo-medicos-consigue-poner-paciente-pausa-entre-vida-y-muerte-primera-201911251146_noticia.html