La inteligencia artificial aprende a diagnosticar

En un futuro más o menos lejano, la inteligencia artificial podría revolucionar el proceso de diagnóstico de enfermedades. Los algoritmos de aprendizaje automático ya están demostrando su valía en entornos experimentales en el análisis de datos y, sobre todo, en la detección de enfermedades incluso antes de que empiecen a manifestarse los primeros síntomas clínicos. Su secreto es, ni más ni menos, que seguir el proceso de aprendizaje que seguiría cualquier especialista médico pero con la precisión que tan solo una máquina podría conseguir. Todo apunta a que estas herramientas tecnológicas tendrían el potencial necesario para integrarse en las consultas para colaborar con los expertos para salvar vidas.

El objetivo, lejos de ser sustituir los médicos por unos algoritmos especializados, pasa por incorporar las ‘máquinas de diagnóstico’ como un nuevo recurso en las consultas. Es decir, poner en manos de los especialistas un medio con el que realizar una mejor evaluación.

“Un diagnóstico automatizado también evitaría ciertas ‘limitaciones’ a las que podría estar sometido un especialista, como es el caso del agotamiento o el estrés; con lo que se podrían evitar ciertos errores humanos en el proceso de diagnóstico”, comenta Raquel Ventura Miravet, experta en el desarrollo de proyectos de Investigación y Desarrollo (I+D) en inteligencia artificial, machine learning y big data. “Actualmente, la inteligencia artificial se usa como herramienta de soporte a la decisión por los especialistas, dando una segunda opinión y proporcionando un mayor conocimiento para la toma de decisiones”, comenta Ventura, quien también recuerda que un mismo algoritmo podría integrar el conocimiento de diferentes disciplinas y especialidades.

https://www.elperiodico.com/es/ciencia/20190902/la-inteligencia-artificial-aprende-a-diagnosticar-7613151